SU SANTIDAD PABLO VI

6 ÍS.S. Pablo VI, siguió la renovación con mucha atención desde sus comienzos. En sus homilías de Pentecostés de 1972 quedó marcado por importantes catequesis acerca de la necesidad de una gran efusión del Espíritu Santo sobre la Iglesia y sobre el mundo actual.

04 Oct 2014
(0 votes)
 


'No, el fuego de Pentecostés no se ha apagado en la Iglesia de Cristo, si bien ya no se manifiesta con el ímpetu arrollador de aquel primer instante, y aunque en algunos momentos de crisis y en cierta situación de prueba permanezca velado por las cenizas humanas no se ha apagado; arde todavía; y en todo acto sacramental, en toda oración humilde, el 'Espíritu bueno' está presente, es operante. Ahora, hermanos, ¿no ocurrirá así también en nosotros en esta hora privilegiada? ¿Cuál es el significado de esta hora para nosotros?, si no es el de una extraordinaria 'Epíclesis', es decir, de una extraordinaria llamada del Espíritu Santo sobre nosotros y sobre todo lo que nos rodea?'" (Pablo VI Enseñanzas al Pueblo de Dios. Editrice Vaticana 1972, Pg.331).
Cuando en el Aula Conciliar se discutió el esquema sobre la Iglesia, no faltaron quienes, preocupados por una Iglesia encarnada, se extrañaron de que el Vaticano II arrancara de la Trinidad en la descripción del misterio de la Iglesia.
Y es que la Trinidad es la "clave de Bóveda" de todo el misterio cristiano. ¿Habría que extrañarse, por tanto, que Pablo VI ponga como "clave de Bóveda" de la eclesiología al Espíritu Santo, alma y animador del cuerpo místico de Cristo? En Absoluto. En el discurso de clausura del Concilio nos recuerda: "En este tiempo se ha celebrado este Concilio a honor de Dios, en el nombre de Cristo, con el ímpetu del Espíritu Santo que todo lo penetra y que sigue siendo el alma de la Iglesia para que sepamos lo que Dios nos ha dado (Ia.Cor.2,10-12), es decir, dándole la visión profunda y panorámica, al mismo tiempo de la vida y del mundo" (S.S. Pablo VI. El Espíritu Santo Animador de la Iglesia. Pg. 12).
Su Santidad Pablo VI es consciente de la gravedad del momento presente y del reto que el mundo moderno lanza a la Iglesia. Se percata del peligro de horizontalismo, que la ola de secularismo que invade a la sociedad se anide en sus propios lares. Por eso, ve la necesidad del Espíritu Santo, fuente de verdadera vida, de su luz y de su fuerza, para que la divinice, y la haga instrumento del Verbo Encarnado en la comunicación de la vida divina y signo de los bienes definitivos del reino.
El 23 de Mayo de 1973, su Santidad dijo:
f f Todos nosotros debemos ponernos a barlovento del soplo misterioso, si bien ahora, en cierto modo, identificable, del Espíritu Santo. No carece de significado el hecho de que precisamente en el día feliz de Pentecostés el Año Santo despliegue sus velas en cada una de las Iglesias locales, a fin de que una nueva navegación, un nuevo movimiento queremos decir, verdaderamente 'pneumático', esto es carismático, impulse en una única dirección y en concorde emulación a la humanidad creyente hacia las nuevas metas de la historia cristiana, hacia su puerto escatológico" (Ibid.).
En la audiencia general del 6 de Junio de 1973, dijo:
"¿Por qué tiene este hecho (del Año Santo) su punto de partida en Pentecostés? Porque no sólo esta bellísima festividad, que podemos definir como la Navidad histórica de la Iglesia, ofrece una propia vocación inspiradora, sino sobre todo porque esperamos y suplicamos que el Espíritu Santo, cuya misión misteriosa y sensible celebramos en Pentecostés, sea el operador principal de los frutos que esperamos del Año Santo. También este será uno de los temas más difíciles y fecundos de la espiritualidad propia del Año Santo: A la Cristología y especialmente a la Eclesiología del Concilio debe suceder un estudio nuevo y un culto nuevo del Espíritu Santo, justamente como necesario complemento de la Doctrina Conciliar.
Esperamos que el Señor nos ayude a ser discípulos y maestros de esta posterior escuela suya: Jesús al abandonar la escena visible de este mundo, ha dejado dos agentes para que se realice su obra salvadora en el mundo: sus apóstoles y su Espíritu".
El 10 de Octubre: su Santidad Pablo VI, dirigiéndose por vez primera a los dirigentes de la Renovación, reunidos en Grottaferratta cerca de Roma con ocasión de la I Conferencia Internacional de Líderes, les decía:
TNos alegramos con vosotros, queridos amigos por la renovación espiritual
que se manifiesta hoy día en la Iglesia, bajo diferentes formas y en diversos ambientes.
Ciertas notas comunes aparecen en esta
renovación:
0 El gusto por una oración profunda,
personal y comunitaria.
0 Un retorno a la contemplación y un
énfasis puesto en la alabanza de Dios.
0 El deseo de entregarse totalmente a
Cristo.
0 Una grande disponibilidad a las
inspiraciones del Espíritu Santo.
0 Una frecuentación más asidua de la
Escritura.
0 Una amplia abnegación fraterna.
0 La voluntad de prestar una colaboración
a los servicios de la Iglesia.

Last modified on Sábado, 04 Octubre 2014 16:04

BOLETIN DE NOTICIAS

Reciba todas nuestras noticias en su correo electronico

  • Vuelva e escuchar nuestros programas radiales
  • Lea nuestros editoriales

Contáctenos

 Santa Rosa de Viterbo - Boyacá - Colombia
 -8-7861090
Fax:  -8-7861090
Template Settings

Color

For each color, the params below will give default values
Blue Brown Green Pink Violet
Layout Style
Select menu